Togas.biz

5 preguntas frecuentes sobre el divorcio

En esta ocasión las 5 preguntas frecuentes sobre el divorcio van a ser tres bloques y algunos de ellos van a tener varias cuestiones a resolver. Con estas 5 preguntas frecuentes sobre el divorcio sumamos ya 22 cuestiones relativas al divorcio. Como en todas las materias de las que hablamos en el Blog se quedan cuestiones en el tintero. Muchos de vosotros que estaréis en el doloroso proceso de una separación tendréis cuestiones que aquí no hemos tocado. Recordar que nos tenéis a vuestra disposición para hablar de vuestro caso concreto. El asesoramiento del Abogado de Familia es fundamental en estas situaciones.

Incumplir el convenio regulador

El incumplimiento del convenio regulador viene dado en dos cuestiones principalmente. Como más frecuente sin duda está el incumplimiento del régimen de visitas. La segunda cuestión de incumplimiento es el impago de la pensión de alimentos. Ante estas circunstancias solo nos queda acudir al Juzgado. Se interpone una demanda de ejecución de sentencia. Lo que vamos a pedir al juzgado es que se obligue a la parte que incumple a acatar la sentencia de divorcio o cumplir el convenio regulador. Así será y además al que incumple se le impondrán las costas del proceso.

El domicilio familiar

La primera cuestión a dilucidar en un divorcio referente al domicilio familiar es el uso del mismo. El uso del domicilio familiar se adjudica al cónyuge que detenta la guarda y custodia de los menores. Y el uso será hasta que los hijos lleguen a la mayoría de edad o se independicen económicamente. A partir de ese momento se podrá solicitar que se ponga en venta la vivienda. Cuando se otorga la custodia compartida puede acordarse que el uso del domicilio sea alterno.

El domicilio familiar, vivimos de alquiler

Con el mismo criterio que si la vivienda es en propiedad se otorga el uso al cónyuge con la guarda y custodia de los menores. En cuanto al contrato de arrendamiento se producirá una subrogación del mismo.

El domicilio familiar, los gastos

Partiendo de la base que en cada caso concreto pueden existir matices que modifiquen a quien corresponden los gastos, hay una tendencia clara. Esta indica que los gastos del uso de la vivienda, es decir los recibos de agua, luz, gas, etc. corren a cargo del cónyuge que tiene otorgado el uso de la misma. Y al tiempo los gastos como hipoteca, IBI u otras tasas municipales, corren a cargo de los co-propietarios de la misma.

El domicilio familiar, sin hijos

Podría ocurrir que la pareja no tenga hijos, ante esta circunstancia lo normal es vender la propiedad. Pero puede pasar que no se pongan de acuerdo en la venta. Así las cosas podrá el Juez decidir asignar un uso alterno de la vivienda por las partes. A la larga esta situación no hará más que llevar a las partes a la conclusión de que la venta es lo mejor.

Disponer de la vivienda sin consentimiento

En una ocasión un cliente nos preguntó si su ex-pareja podría vender el piso si se le daba en uso. El que preguntaba además era el titular de la misma. Temía que su ex-pareja pudiese vender o incluso hipotecar la vivienda sin consultar con él. Para estas cuestiones es necesario incluir en el Convenio Regulador un pacto de que esto no vaya a ocurrir. Para que dicho pacto tenga eficacia ante terceras partes se debe reflejar el mismo en el Registro de la Propiedad.

Los bienes del matrimonio

La liquidación de la sociedad de gananciales es otro de los puntos controvertidos de un divorcio. Esta liquidación no es otra cosa que el reparto de los bienes adquiridos en el matrimonio. Cuando el divorcio es de mutuo acuerdo lo ideal sería liquidar la misma en el mismo acto del divorcio. Pero lo cierto es que se debe estudiar bien cada caso. El momento fiscal del divorcio y cómo queda cada uno de los cónyuges tras el divorcio. De tal forma que se pueda planificar las cuestiones impositivas sin que sean sangrantes para ninguna de las partes.

Cuando hay deudas en la sociedad de gananciales

Las deudas que puede tener una sociedad de gananciales son desde préstamos personales a hipotecas de la vivienda familiar por ejemplo. El abono de los mismos deberá tener en cuenta los ingresos y gastos de ambas partes. Con el objetivo de que las deudas sean abonadas hasta su liquidación.

Reparto de los bienes sin acuerdo

Como en todas las cuestiones humanas llegar a un acuerdo es siempre lo mejor. Pero la experiencia nos dice que no siempre es posible. ¿Qué ocurre entonces? Pues que la liquidación de los bienes será contenciosa. El proceso de liquidación de la sociedad de gananciales será por la vía judicial. Cada cónyuge deberá estar representado por abogado y procurador.

Tenemos hijos en común y no estamos casados

En principio no existen diferencias en cuanto a la toma de decisiones. Así las cosas la guarda y custodia de los menores se decidirá con los mismos criterios que si estuviésemos casados. Lo mismo con la pensión de alimentos, los gastos extraordinarios, el domicilio familiar o el régimen de visitas. Se puede llegar a un acuerdo consensuado o bien llegar a un proceso contencioso.

La pensión compensatoria

Acabamos estas 5 preguntas frecuentes sobre el divorcio con una cuestión que cada vez en menor medida se da. La pensión compensatoria es una cantidad que se puede estipular para compensar a la esposa que se ha dedicado en exclusiva al cuidado de la familia en casa. Entendiendo que esta circunstancia es una traba a la posible incorporación al mercado laboral, se acuerda el pago de la pensión compensatoria. La pensión compensatoria será abonada por el esposo y en las condiciones que disponga el Juez.

Fuente: Vilches Abogados

Source